Cálida y con las ideas muy claras, Amelia Vicini revela el legado que quisiera dejar a las futuras generaciones.

Socia. Miembro de los Comités de Estrategias e Inversiones y presidenta del Comité de Talentos de INICIA. Presidenta de la Fundación INICIA Educación.

 

Liderar es parte de tu día a día profesional desde hace mucho tiempo. ¿Cómo describirías esta labor?

En mi experiencia, liderar es el proceso diario de análisis y de toma de decisiones con mucha prudencia. Es también la oportunidad diaria de apoyar en el desarrollo de otros. En muchos casos, es tomar decisiones difíciles con responsabilidad y suficiente conciencia y entendimiento de cómo esas decisiones impactan a otras personas.

¿Qué caracteriza el liderazgo de las mujeres?

La verdad es que nunca he pensado que el liderazgo de las mujeres sea diferente. Las mujeres en posiciones de liderazgo tienen que resolver los mismos tipos de problemas, hacer el mismo tipo de análisis y tomar el mismo tipo de decisiones que los hombres en posiciones de liderazgo. No me gusta encasillar a todo un grupo de personas y caracterizarlas por el hecho de compartir el mismo género. Lo que sí diría es que, en la mayoría de los casos, las mujeres en posiciones de liderazgo somos la excepción y no la regla. Por eso, y para eso, hay que deconstruir mitos, suposiciones y predisposiciones, reglas no escritas, formas preestablecidas de hacer las cosas y romper esquemas. Creo que el concepto de buen liderazgo ha evolucionado en las últimas décadas. Ahora se escribe y se habla mucho de las competencias de liderazgo del siglo XXI, como la empatía y la inteligencia emocional, pues son fundamentales y muy necesarias hoy en día. Quizás se le pueda atribuir esta evolución a la entrada de más mujeres a posiciones de liderazgo en los últimos 60 años, no lo sé y todavía no he leído el primer documento de investigación que lo atribuya directamente a esto. No me gusta encasillar. En mi experiencia personal, he tenido jefas y jefes con problemas de autorregulación, y también jefas y jefes muy empáticos y con alta inteligencia emocional.

¿Ques lo que más disfrutas de tu trabajo en INICIA?

Que estamos en construcción y evolución constante. Disfruto trabajar en un lugar donde todos sabemos cuál es el norte, pero el cómo llegar a ese norte emerge y evoluciona. Me gusta que todos los días son diferentes, que los retos son múltiples y distintos y que te ves con la necesidad de ser flexible y adaptarte, de repensar los abordajes… que tienes espacio para equivocarte y aprender.

Amelia Vicini

¿Cuál es la visión de la firma en materia de participación femenina en los puestos directivos y cómo esta visión permea las políticas de la organización?

La firma no tiene una visión específica sobre la participación de las mujeres en puestos directivos, más allá de no discriminar por ningún atributo personal o social ajeno a sus méritos y de ofrecer condiciones de equidad a toda persona que trabaja en la misma. INICIA es explícitamente talent-driven, eso quiere decir que en el centro de todo está el talento. Nuestro propósito es atraer talento distintivo para todo el ecosistema y ser un lugar donde ese talento se pueda desarrollar, ya sea asumiendo posiciones de liderazgo o, en algunos casos (cuando existe la necesidad y surge la oportunidad), emprendiendo sus propias empresas. En cuanto a lograr mayores niveles de equidad, nos falta mucho camino todavía por múltiples factores, algunos de ellos externos. Por ejemplo, los perfiles necesarios para una firma como la nuestra en su gran mayoría son de analista financiero o de ingeniería, o sea, 100 % STEM (Science, Technology, Engineering and Mathematics). En República Dominicana hay un déficit de mujeres jóvenes estudiando estas carreras, por lo que, de cara a procesos de reclutamiento, recibimos muy pocos CV y tenemos que ser mucho más deliberados en el reclutamiento de mujeres para estos perfiles. También tenemos que hacer un esfuerzo más deliberado para retenerlas. En cuanto a las empresas gestionadas en el ecosistema, desde INICIA empujamos mucho la medición de indicadores de equidad, por ejemplo, a través de certificaciones como el Sello Igualando RD, del Ministerio de la Mujer y el PNUD, y el Sello RD Incluye, del CONADIS.

Amelia Vicini

Trabajas por la justa representación de las mujeres en INICIA, pero también en la sociedad. ¿Qupiensas de los avances que se han logrado y cuánto camino dirías que nos falta por recorrer?

Creo que las mujeres en RD hemos avanzado en cuanto a derechos, acceso y oportunidades en los últimos 60 años. Ahora bien, todavía existen brechas inmensas. A nivel estructural, nos falta la efectiva implementación de políticas públicas que garanticen las condiciones o, por lo menos, que nos empujen a mayores niveles de equidad. Tenemos políticas que no se han adecuado a los tiempos y también políticas y leyes que hacen falta. Podemos contar con las mejores políticas y leyes, pero si la cultura no cambia, la verdad es que seguiremos en lo mismo. La equidad en condiciones, acceso y oportunidades no ha llegado a la gran mayoría de las mujeres. Se puede decir que nuestro país es un caso de éxito en cuanto a crecimiento económico en las últimas décadas, pero el verdadero desarrollo se dará cuando tengamos a muchas más niñas, jóvenes y mujeres estudiando Finanzas e Ingeniería (es un ejemplo reduccionista para hacer el punto) en todos los campos y zonas del país; cuando disfruten plenamente de sus derechos sexuales y reproductivos, cuando todas tengan acceso a la educación sexual, cuando tengan la autonomía de poder decidir sobre algo tan básico como la decisión de salvarse frente a un embarazo que las pudiese matar.

La educación es una de las causas más cercanas a tu corazón y con la que has mostrado un gran compromiso, especialmente a través de INICIA Educación. ¿Cuál deseas que sea tu legado en este sentido?

La educación de calidad no es una causa, es una necesidad urgente. Cada día que pasa en la susodicha cuarta revolución industrial, nuestra capacidad de procesar información con razonamiento lógico y pensamiento crítico, o sea, el fundamento de una educación de calidad, es más imperante. En INICIA Educación decimos que el trabajo de apoyar, impulsar y apostar al mejoramiento de nuestro sistema educativo no es un trabajo lindo ni loable, es necesario y urgente. Mi aspiración personal, o el indicador de impacto que tengo y por el cual trabajo, es que algunos de mis descendientes opten por estudiar en escuelas públicas, lo cual implica que el sistema público llegue a ser igual o mejor que la mejor opción privada. Así era cuando mi mamá era joven.

 

Amelia Vicini

 

AMELIA VICINI, DE CERCA

¿Quhaces en tu tiempo libre?

Leer. Actualmente estoy leyendo Leading with Dignity, de Donna Hicks, y Twilight of Democracy: The Failure of Politics and the Parting of Friends, de Anne Applebaum. La doctora Hicks es profesora de Asuntos Internacionales en Harvard y especialista en resolución de conflictos. Ha trabajado en los conflictos entre Israel y Palestina, Irlanda del Norte, Sri Lanka y Colombia. Basada en su experiencia y sus múltiples investigaciones, entiende que todos los conflictos, desde geopolíticos hasta personales, empiezan por una violación a la dignidad e integridad de las personas. Anne Applebaum es una periodista que vivió muchos años en Polonia y relata la degradación democrática y el surgimiento del populismo de derecha y autoritarismo en ese país, entre otros temas. Luego quiero empezar a leer los libros de Frank Herbert. Un socio nuestro, a quien admiro mucho, me envió una cita del libro Dune que me impactó.

¿Cuál es tu principal fuente de inspiración?

Las ideas brillantes de otros, especialmente cuando trabajo con ellos.

Amelia Vicini

¿Cuál es el highlight de tu día?

Las sesiones diarias de problem solving en el trabajo y cuando mi hija se cruza de noche a dormir con nosotros, ¡aunque yo no duerma mucho!

Una lección aprendida que consideras importante compartir.

Va a sonar bastante a Brené Brown, pero he descubierto que la fortaleza se consigue y se encuentra en la vulnerabilidad emocional. Es algo que me cuesta mucho y lucho con ello diariamente. Este mensaje va para mis hermanas, ellas saben quiénes son.

¿Cuáles son las cualidades más valiosas o que más admiras en una persona?

Una de las personas que más admiro en este mundo es alguien con quien trabajo, se llama Antonio Caparrós. Antonio es nivel genio en inteligencia emocional, y eso que no sé si medita. Es de las personas más humildes, empáticas, pacientes e inteligentes que conozco. Para mí, todos los días es un acto de aprender a ser un poquito más como él.

 

 

Créditos: Coordinación y textos: Evelyn Betancourt Holt-Seeland y Ana Alicia De Jesús | Fotografías: Alondra Ángeles | Dirección de arte: Mabel Manzano | Estilismo: Giovanna Vásquez Podestá | Maquillaje: Team Cary Michelle Flaz Makeup / Elis Mesa | Peinado: Elvira Sepúlveda Agradecimientos especiales: Taína Medina | El Catador | Restaurante Ajualä | Saverio Stassi | Germaine de Capuccini

DESCUBRE Y DISFRUTA NUESTRA EDICIÓN DE LIDERAZGO FEMENINO AQUÍ

MANTENTE AL TANTO DE TODO LO QUE ESTÁ HAPPENING EN RD EN TU BANDEJA DE CORREO SUSCRIBIÉNDOTE A NUESTRO NEWSLETTER AQUÍ. ¡SOLO BUEN CONTENIDO, CERO SPAM!