La galardonada artista dominicana presenta su último proyecto, una instalación de arte como una colección de NFT, y proyecta seguir experimentando nuevas formas de expresarse en 2022.

La conversación con Amanda Valle surge en el marco de su más reciente muestra en la edición 2021 del Art Basel Miami que inició este 1 de diciembre. No es una debutante en los espacios del famoso festival de arte contemporáneo pues ya se presentó en 2017; pero en esta oportunidad regresa renovada y mirando al futuro del arte presentando su instalación Latent Life (Vida Latente) y una colección de NFT (tokens no fungibles por sus siglas en inglés, las llamadas «criptomonedas del arte»). Todas exhibiéndose en el Spectrum Art Fair en Mana Wynwood.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Amanda Valle (@ama.valle)

No es de extrañar que la artista dominicana se embarque en estas aventuras. Su multidisciplinaria carrera ha bebido de las mieles del impresionismo abstracto, el diseño de modas y de la cinematografía, donde recientemente celebrada por su último cortometraje Back in the Island; seleccionado en más de 15 festivales y ganador de premios en el Festival Comercial de Berlín, Le Femme en Reino Unido y Mejor Documental Dominicano en República Dominicana.

Amanda Valle

No obstante, los reconocimientos no la sacan de su foco: crear y mantenerse conectada consigo misma, su confesada fuente de creación. Amanda no deja escapar nada, la vida misma en todas sus complejidades y es ese su motor inspirador en cada proyecto.

¿Qué representa para ti estar de vuelta en Art Basel tras el largo período de confinamiento?

Es un reencuentro muy lindo, pero diferente, con un proyecto totalmente diferente. Tengo que admitir, y eso lo decía el otro día en un Q&A en un festival, que el confinamiento me sirvió muchísimo para crecer como artista. Conecté mucho con lo poco que en ese momento me rodeaba y fue una conexión muy profunda conmigo misma, todo mi trabajo nace a través de mis vivencias y Latent Life (Vida Latente) es justamente un ciclo que cerré y abrí justo después del confinamiento.

Háblanos sobre esa “Vida latente”, la instalación. ¿Cómo fue su concepción?

Es una historia larga, ¿Estás listo? (risas). En el pasado regresando a los Estados Unidos, tomé un trabajo de medio tiempo archivando y organizando documentos. Durante semanas, me senté junto a una trituradora de papel, enviando robóticamente hoja por hoja a su desaparición a través de la máquina. En mi inquietud y desesperación, la máquina se atascaba cada media hora, por el exceso de hojas que quería destruir al mismo tiempo. Tenía dos directivas: eliminar todos los documentos que tenían más de diez años y destruir solo aquellos documentos que contenían información confidencial o números de seguro social, que casi todo.

Me inundó un océano de impuestos, notas médicas y documentos privados que alguna vez habían disfrutado de vida propia. Pasé por divorcios y otros flagelos. La pila de papel estaba creciendo. De repente, sentí un gran interés en guardar toda esa «basura».

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Amanda Valle (@ama.valle)

Pensé en la latitud de la vida, en sus desgracias y alegrías, en las emociones que nos provocan ciertas historias ajenas, en los sistemas que seguimos ciegamente, por deber, placer u obligación. Un día te enamoras y das todo, y al siguiente, te encuentras fríamente con las diferencias que te dividen.

La vida latente es un montón de impuestos, chequeos de rutina, inconsistencias, hojas de excel, nuevas contrataciones, listas de invitados confidenciales y planes fallidos para un cuarto matrimonio.

¿’Artista plástica’, ¿’Artista visual’?, ¿’Impresionista abstracta’?, ¿’cineasta-guionista’? Fuera de las etiquetas, ¿Cómo se define hoy profesionalmente Amanda Valle?

Multidisciplinaria. Me encanta crear, comunicar, contar historias y el medio no importa.

Tu incursión en la cinematografía con Back in the Island tuvo un gran impacto, tanto en prensa como en los festivales y premios. ¿Tienes en mente nuevos proyectos en esa línea creativa?

¡Me ha encantado esa experiencia y la verdad no esperaba tanto! Si te soy sincera no pensé que pasara por tantos países en tantos festivales. ¡Me encantaría poder hacer otros y dirigir, esa ha sido la parte que más he disfrutado! Tengo dos historias en mente en las que pienso en el próximo año.

¿Qué esperar de Amanda Valle para este 2022?

¡Definitivamente, otro corto! Asimismo seguir pintando que lo extraño mucho, porque en los últimos meses he estado muy enfocada en la instalación y la parte de NFT que parte de dicha instalación. Pero muy feliz de nuevos proyectos y de ser parte del mundo del arte digital. Tenemos que mirar al futuro.

Sobre Amanda Valle

Amanda Valle

Amanda Valle es una artista multidisciplinaria nacida en Santo Domingo, República Dominicana, en 1984. Hija única de madre soltera, pasó la mayor parte de su juventud en casa, dibujando y pintando el mundo exterior imaginario que vivía de manera colorida en su mente. Después de una breve experiencia en la Academia de Arte local, pronto decidió aventurarse por el mundo trabajando y viviendo en Europa, Asia y América.

En los últimos años ha estado dedicando la mayor parte de su tiempo a la experimentación artística, participando en eventos como Art Basel Miami 2017 y Salone del Mobile Milan 2018 (Nilufar Gallery), y desarrollando nuevas formas de expresión a través de videos y, recientemente, arte digital y NFT. Desde 2019 vive y trabaja entre República Dominicana y Nueva York.

Conoce aquí los detalles de su última instalación y proyecto de NFT: https://latent-life.io. También puedes conocer más de su obra en www.amandavalle.com.

Mantente al tanto de todo lo que está happening en RD en tu bandeja de correo suscribiéndote a nuestro newsletter aquí. ¡Solo buen contenido, cero spam!