Un informe encontró que 2020 es el año en que los pagos móviles superarán en el número de transacciones a los pagos en efectivo y con tarjeta de crédito.

Los pagos móviles se consolidan como la tendencia financiera número uno en los próximos dos años. Si bien el escenario pandemia lo ha acelerado y las grandes entidades bancarias vienen desde hace años promoviendo la digitalización, el hecho de que la voz del regente de la compañía de tecnología más grande del mundo por capitalización de mercado lo diga, ya es una señal.

Al cierre del mes de octubre, el CEO de Apple, Tim Cook, hizo un comentario interesante sobre cómo la pandemia está aumentando la adopción de un tipo específico de tecnología: los pagos móviles sin contacto. “Como puede imaginar en este entorno, la gente tiende menos a entregar una tarjeta. El pago sin contacto ha adquirido un nivel diferente de adopción y no creo que volvamos. Somos muy optimistas en esta área y hay más cosas que Apple puede hacer en este espacio, por lo que esta es un área de gran interés para nosotros”.

Es de esperar que Cook no haría esta sentencia sin datos en la mano. Según un análisis de diferentes estudios y datos de la internacional de fintech Capital on Tap, la solución de pago sin contacto Apple Pay de Apple es la tercera más grande del mundo por base de usuarios, con 441 millones de usuarios. Alipay de China ocupa el puesto número 1 con 1.200 millones de usuarios, seguido de cerca por WeChat de China en el puesto número 2 con 1.150 millones de usuarios. Google Pay y Samsung Pay completan los cinco primeros con 100 millones de usuarios cada uno.

Los pagos móviles en el ámbito global

En lo que respecta a los países, como era de esperar, China es el país con la mayor adopción de pagos móviles sin contacto. El cuarenta y siete por ciento de la población usa la tecnología. Noruega ocupa el segundo lugar con un 42%, seguida por el Reino Unido (24%), Japón (20%) y Australia (19%). Estados Unidos ocupa el séptimo lugar, con un 17% de la población que usa pagos móviles. Sin embargo, si los comentarios de Cook son correctos (y dado que Apple Pay es el tercer sistema de pago móvil más popular del mundo), Estados Unidos pronto podría superar a Australia y tal vez incluso a Japón en pocos meses.

Sin embargo, pase lo que pase, los pagos móviles sin contacto seguramente solo aumentarán en los próximos años. Un informe encontró que 2020 es el año en que los pagos móviles superarán los pagos en efectivo y con tarjeta de crédito en el número de transacciones, y para el 2022 los pagos móviles estarán dentro de la gama de opciones de pago número uno, las tarjetas de débito.

Y cuanto más dure la pandemia, más probable es que la adopción de pagos móviles se acelere.

¿Y los pagos móviles en América Latina?

Durante el primer trimestre de 2020, cuando muchos países impusieron las restricciones necesarias para la distancia social, un número creciente de consumidores en América Latina y el Caribe (ALC) recurrió a los pagos sin contacto para hacer sus compras necesarias. Según un estudio de Mastercard, el 35 % de las personas en la región indican que han aumentado su uso de pagos sin contacto, citando como ventajas la simplicidad, la seguridad y la higiene.

Desde el comienzo de la pandemia, más de la mitad de los consumidores en todo el mundo (63 %) está usando dinero en efectivo con menos frecuencia, o no lo usa en absoluto. Lo mismo pasa en América Latina y el Caribe, donde en promedio, el 66 % de los consumidores usa el dinero en efectivo con menos frecuencia, o no lo usan en absoluto. En nuestro país, puntualmente, el 58 % de los dominicanos señalaron que está usando menos efectivo, o ya no lo usa.

Para el tercer trimestre de este año, el Banco Central de la República Dominicana (BCRD) precisó que hay 4,829,612 usuarios de Internet Banking de las entidades de intermediación financiera, un aumento de 13.8% con respecto a este mismo mes del 2019. Y de ellos, 1,049,459 son usuarios del sistema de pagos móviles, un incremento del 7.1% con respecto al mismo período del 2019.