Además de su relación con la economía, el turismo juega el importante rol de proteger la biodiversidad.

 

El impacto económico de la pandemia del COVID-19 sobre el turismo ha sido devastador. Según el Consejo Mundial de Viajes y Turismo (WTTC), las restricciones a los viajes internacionales podrían eliminar hasta 174 millones de empleos mundialmente este 2020. Además, se proyecta la reducción de $4.7 billones de dólares en la contribución del sector al PIB mundial. La relación entre turismo y la productividad económica global está clara.

Sin embargo, el turismo tiene otro rol menos apreciado en muchos destinos: el de protector de la biodiversidad. Irónicamente, en numerosos lugares turísticos alrededor del mundo, la ausencia de turismo ha implicado un aumento en amenazas a la naturaleza.

 

Fotografía: Zarafa Camp en Botswana

 

Por ejemplo, en diversos territorios de África, donde el principal atractivo son los animales carismáticos, como elefantes, rinocerontes y leones, las limitaciones al turismo significan una reducción drástica en los viajes de safari. Con hoteles vacíos y menos visitantes y guías, muchas reservas han tenido una contracción drástica de sus ingresos. Ahora carecen de recursos para guardianes y medidas de protección paras esas especies frente cazadores furtivos. Con menos presencia humana, los furtivos son cada día más atrevidos a la hora de violar la protección de la vida silvestre.

Según el conservacionista, cineasta y hotelero Dereck Joubert, quien trabaja en Botswana, “Los cazadores furtivos no respetan ningún toque de queda. Al contrario, la falta de turismo hace que sea demasiado fácil para ellos cazar”. Con el turismo suspendido al menos en el futuro cercano, Dereck y su esposa Beverly han reutilizado a la mayoría del personal de su hotel convirtiéndolos en guardabosques, encargados de proteger a los animales salvajes. Según Dereck, la situación es tan grave que, si no hay turismo durante un período prolongado, para cuando los visitantes finalmente regresen, es posible que no queden más de Los cinco grandes para observar.

Turismo regenerativo en Africa
Fotografía: Zarafa Camp en Botswana

Turismo regenerativo, el regreso ideal

 

En la zona turística de Punta Cana, hemos detectado un impacto dañino similar en los arrecifes de coral. La ausencia de excursiones acuáticas, como buceo y snorkeling, ha implicado poca presencia turística en las costas. En ese vacío, ha aumentado la pesca ilegal en los arrecifes. Con el desempleo causado por el cierre temporal de muchos hoteles, se ha documentado un aumento de pesca furtiva de personas que normalmente trabajan en el turismo, generalmente sin respetar las normas vigentes ni vedas.

Durante la pausa en el turismo algunos líderes en la industria están planeando un regreso. Pero un regreso mejor que antes de marzo de 2020: más ecológico, más inteligente y menos concentrado. El nuevo modelo es conocido como turismo regenerativo.

Con el cierre del turismo, ha aumentado la pesca ilegal en los arrecifes de la zona de Punta Cana. Fotografía: Fundación Puntacana

 

Más que un nuevo modelo que reemplaza el turismo sostenible, es una evolución natural hacia un turismo que no solo reduce su impacto negativo, sino que produce impacto positivo localmente. El objetivo del turismo sostenible es contrarrestar los impactos sociales y ambientales asociados con los viajes. La nueva frontera del turismo regenerativo es dejar un lugar mejor de cómo lo encontramos.

El concepto del turismo regenerativo se relaciona con el de economía circular, que trata de eliminar los desechos, mantener los materiales en uso constante mediante la reutilización, reparación y reciclaje, y regenerar los ecosistemas naturales. El mismo concepto regenerativo se esta aplicando a diversas profesiones, incluyendo la arquitectura y la agricultura. En vez de simplemente detener la degradación ambiental, la creatividad humana es capaz de restaurar el ambiente y recrear ecosistemas resilientes.

Si bien es cierto que para la economía dominicana urge el regreso del turismo, es necesario visualizar un turismo de alta calidad que rehabilite las comunidades y ecosistemas que el viejo modelo contribuyó a degradar. Adoptar el turismo regenerativo es una forma de no solo reconstruir la economía, sino reconstruirla mejor.

 

Conoce más

La organización Regenerative Travel ha creado una certificación que formaliza los conceptos y responsabilidades del turismo regenerativo. Para conocer más de esta modalidad, puedes visitar su página web.

El autor, Jake Kheel, es experto en sostenibilidad, escritor, cineasta premiado y vicepresidente de la Fundación Grupo Puntacana