Anota estos cinco truquitos para evitar la temida reacción cutánea que surge con el uso prolongado de las mascarillas.

Las mascarillas han llegado para quedarse por tiempo indefinido y con ellas, el acné por mascarilla. Como son imprescindibles para prevenir la transmisión del Covid-19, pasamos mucho tiempo con este nuevo accesorio. Es este uso prolongado lo que ha incrementado en la población afecciones cutáneas como, dermatitis, lesiones por fricción y maskné (o acné por uso de mascarilla).

Los profesionales de la salud que por fuerza mayor han usado las mascarillas por años, ya sufrían estas consecuencias. Ahora, con esta pandemia, el uso de ellas se ha extrapolado a toda la población. Seguramente, cuando empezó todo, viste circular por las redes sociales fotos de héroes sanitarios mostrando las cicatrices que reflejaban la intensidad de las horas de trabajo encomiable. Un estudio publicado en el Journal of the American Academy of Dermatology revela una contundente tasa de daño de la piel para ellos. Siendo el puente nasal, donde descansa la mascarilla, el área más común de irritación y descamación.

¿Cómo se previene el acné por mascarilla?

No es una opción dejar de usar las mascarillas, pero sí podemos implementar algunas rutinas para reducir los daños colaterales y prevenir el maskné.

Cómo combatir el acné por mascarilla

Escoge un jabón suave. Limpiar es fundamental, antes y después de usar la mascarilla, pero también elegir productos adecuados. Asegúrate de que el jabón que uses sea respetuoso con los lípidos de la piel.

Hidrátate con texturas ligeras. Utiliza productos que hidraten y refuercen la barrera cutánea, pero mejor en texturas ligeras y con acción calmante. Aplica la crema hidratante preferiblemente 30 minutos antes de ponerte la mascarilla.

Purifica. Los productos que favorecen la oxigenación serán buenos aliados. Ayudan a que la piel respire mejor y le aportan la dosis de pureza y frescor que está necesitando.

Dile adiós al maquillaje pesado. Es tiempo de usar cosméticos que aporten hidratación sin engrasar la piel, y bases de maquillaje oil free.

•Opta por mascarillas reutilizables. Antes y después de cada uso, lávalas con agua caliente y jabón hipoalergénico, siguiendo las demás recomendaciones del fabricante.

 

 

Lo que recomienda la OMS

En un informe reciente, la Organización Mundial de la Salud afirma que el empeoramiento del acné es más frecuente con el uso de mascarillas filtrantes que con las médicas, por la escasa o nula ventilación de la zona. «Lo sintético o plastificado hace que la oclusión y la irritación sea mayor, por eso se aconsejan mascarillas de algodón, especialmente para quienes tienen la piel sensible».