Aprovechemos la gloria del aperitivo italiano para mostrarte tres alianzas gastronómicas que prometen un maridaje excepcional.

Aunque en español, la palabra aperitivo tiene un significado, no es exactamente el mismo que se entiende en Italia. Un aperitivo italiano es una moda que empezó hace años y consiste en una bebida alcohólica o sin alcohol, que se toma antes de cenar y que se acompaña con diferentes tapas o comida. Lo habitual es tomarlo con unas bebidas tipo vermut o cerveza. Es una excusa perfecta para tener un encuentro social en un bar. Comercialmente, estaba articulada en el pago de la bebida y cada persona podía picotear lo que hubiera.

Aperol Spritz

  • 2 partes de Aperol
  • 2 partes de Cinzano Pro- spritz
  • 1 parte de soda

El Aperol spritz se sirve en copa de vino, que debemos llenar con hielo hasta la mitad. Añadimos entonces tres medidas de 30 ml del Cinzano, dos medidas de Aperol y una de agua de soda. Finalmente mezclamos con una cucharilla y acompañamos con una rodaja de naranja.

La mezcla de naranjas, espumante y sabor dulce con el retrogusto amargo del Aperol Spritz necesita un maridaje fresco. Acompáñalo con un buen Tuna Tataki sobre algas, wakame, rúcula y ponzu. Una alianza perfecta entre Oriente y Occidente.

Frangélico y Limón

  • 2 onz de Frangélico
  • 1 onz de jugo de limón
  • Top de soda

Este cóctel se prepara directamente en vaso. En él, sirve el Frangélico en un vaso con hielo, la soda y el jugo de medio limón. Mezcla y decora con ruedas de limón.

El Frangélico es el rey de la sobremesa. Este licor de avellanas con notas de vainilla, chocolate y trufa blanca calza deliciosamente con un buen pudín de croissant con caramelo tostado o un mousse de chocolate blanco.

Negroni

  • 1.5 oz. de Campari
  • Igual medida de Cinzano Vermouth 1757
  • 1.5 oz. De Gin

Sencillo y equilibrado, el Negroni es considerado uno de los cócteles de aperitivo italiano más famosos en el mundo. Utiliza un vaso corto estilo Old Fashioned. Coloca dos o tres piedras de hielo grandes (jamás use hielo picado porque el trago quedaría demasiado aguado). Luego agrega 30ml de gin, 30ml de bitter rojo o Campari y la misma proporción de Vermouth. Finalmente revuelve suavemente y decore con una rodaja de naranja o con su piel.

El maridaje de este coctel necesita un plato de sabores potentes. La mezcla de sabores de queso, mermeladas, trufas y hongos serán el aliado ideal.

Mantente al tanto de todo lo que está happening en RD en tu bandeja de correo suscribiéndote a nuestro newsletter aquí. ¡Solo buen contenido, cero spam!