Si a raíz de la pandemia te estás estrenando con tu primera mascota, los expertos de Urban Pet te dicen todo lo que tienes que saber.

La tenencia de mascotas ha aumentado en todo el mundo. Hoy, hay más animales de compañía que niños menores de 15 años en España. En China, el mercado de productos para mascotas podría aumentar en 14 % entre 2020 y 2025, debido al aumento de adopción de mascotas en su creciente clase media. Asimismo, Latinoamérica también ha experimentado un aumento en el número de hogares con mascotas y la inversión en pet care. En Colombia, por ejemplo, el mercado de productos para mascotas ha crecido en un 84.9 % en los 5 años. Y la pandemia ha venido a acelerar este fenómeno.

Así que no tiene nada de extraño que quieras dar el paso y tener tu primera mascota, ya sea un gato o un perro. Y para que comiences con buen pie, te dejamos los siguientes consejos de nuestros amigos de Urban Pet.

 

  1. Consigue una mascota por las razones correctas

Adoptar un perro o un gato no es algo que se deba hacer por capricho, sino con conciencia. Se trata de un ser que estará por varios años bajo tu cuidado. Necesitará afecto, compañía, alimentación, ejercicio físico, diversión y asistencia médica. ¿Puedes proporcionarle todo eso? Si la respuesta es un auténtico y afectuoso sí, entonces, ¡felicitaciones! Estás en condiciones de dar el paso y tener tu primera mascota.

De lo contrario, no lo hagas. Cerca del 70 % de los perros en el mundo no tienen hogar, según cifras de la Real Sociedad Canina de España. Muchos de ellos fueron mascotas de alguien en algún momento. Pero luego, fueron abandonados por no poder mantenerlos, debido a mudanzas, viajes, o por no tener la paciencia para educarlos.

La situación de los gatos no es muy distinta. De hecho, un estudio realizado por la Association of Dogs and Cats Homes de Reino Unido detectó un aumento de 17 % en el abandono de gatos durante la cuarentena por el COVID-19. Sin embargo, los auténticos pet lovers asumen a estos seres como sus hijos peludos, con todo el amor y la responsabilidad que esto implica..

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por UrbanPetRD (@urbanpetrd)

  • Escoge un perro o gato ajustado a tu estilo de vida

    A la hora de elegir a tu primera mascota, toma en consideración tres factores: esperanza de vida del animal, tamaño y necesidades de espacio y compañía. Los perros de razas grandes suelen vivir entre 8 y 10 años. Mientras, los medianos viven unos 15 años y los pequeños, hasta 20 años.

    Si vives en un apartamento, pero eres una persona que quiere salir mucho con su perro a ejercitarlo y jugar, te vendrían bien razas enérgicas como teckel, schnauzer, Jack Russel Terrier, fox terrier o el caniche enano. Ellos pueden vivir en espacios pequeños, pero necesitan actividad física dentro y fuera de casa.

    Si eres una persona atenta, pero ocupada, lo tuyo puede ser razas como cocker spaniel, bulldog, caniche y pinscher. Con ellos puedes hacer ejercicio dentro de casa.

    Para quienes tienen estilos de vida muy serenos, como las personas mayores, quienes trabajan desde casa o padres de niños muy pequeños, vienen bien razas igualmente serenas: chihuahua, salchicha, yorkshire terrier, basset hound, shih tzu y pomerania.

    Todos los perros, sin excepción, ameritan al menos 30 minutos de actividad física al día. Una buena idea es dar un breve paseo. Esto les ayuda a hacer sus necesidades, desarrollar su capacidad olfativa, mantener sus habilidades de socialización y estar menos estresados.

    Para los pet lovers muy dinámicos, amantes de los deportes al aire libre, las razas grandes son las ideales. Los perros de esta naturaleza incluso pueden correr contigo, claro, previa autorización de su veterinario. En cambio, si eres una persona con muy poco tiempo para salir, pero desea una cariñosa compañía, tu mejor opción es un amigo felino.

  1. Ten cuidado con los criaderos

Si deseas un perro de raza, lo más recomendable es conseguirlo a través de un criador responsable. ¿Qué significa esto? Una persona que vela por la buena salud de los padres de los cachorros y, por tanto, que cuida de que no se transmitan defectos o enfermedades a la descendencia. Asimismo, que cumple con sus vacunas iniciales y su socialización inicial. Todo ello en un entorno espacioso y saludable para el sano desarrollo de la camada y sus padres.

También puedes asistir a centros de adopciones y rescate, donde conseguirás a muchos amigos peludos deseosos de recibir cariño y brindarte su lealtad.

  1. Cumple con la vacunación

Si tienes un cachorro, debes tomar en cuenta que todos los perritos necesitan ser desparasitados y vacunados (con la vacuna quíntuple) a los 45 días de nacidos. 21 días después, se aplica el mismo proceso y a los 21 días más se debe repetir el procedimiento, con el agregado de la vacuna contra la rabia. Ya después del primer año, que representa la adultez del can, se vacuna una vez al año a modo de refuerzo.

A los gatos se les debe vacunar a las seis u ocho semanas de nacidos. Y además de protegerlos contra la rabia, también se les protege contra la leucemia felina, complejo respiratorio felino y la panleucopenia felina. Posteriormente, se le dan refuerzos anualmente.

vacuna a tu primera mascota

  1. Entrénalo/la

Debes entrenar a tu perro para que haga las necesidades en el lugar adecuado y para que juegue en el espacio y tiempo propicios. Igualmente, para que no muerda los muebles u otros objetos de la casa. Incluso, para que controle su mordida durante los juegos con las personas u otras mascotas. Para ello es importante que tengas paciencia, constancia ¡y muchos treats! Estas golosinas serán las recompensas por su obediencia.

Hay muchos métodos de entrenamiento, entre ellos está el clicker. Este no es más que un dispositivo que emite el sonido de un clic. Un bolígrafo viejo que suene te puede servir perfectamente. Primero, da las indicaciones a tu mascota y activa el clic para que él ejecute la acción. Si la realiza bien, lo premias con un treat (o la mitad de uno). También, el cariño y las caricias son otra recompensa estimulante para sus aciertos.

Los gatos pueden ser más difíciles de entrenar, pero con paciencia y refuerzo positivo puedes enseñarle cuál es el espacio para hacer las necesidades.

Te tenemos 5 consejos más de Urban Pet para aplicar con tu primera mascota en la segunda parte de este artículo, la cual será publicada el miércoles 23 de junio.