Hoy más que nunca, las reglas del juego han cambiado. Aquí, cómo hacer networking en los nuevos tiempos.

 

El networking es una de las competencias más mencionadas en el mundo directivo y emprendedor. Es conocido como capital social o capacidad de generar redes de contacto. Según el escritor Harvey Mackay, el networking se refiere a la habilidad de encontrar rápidamente a quien necesitas en cualquier situación y ayudar a otros hacer lo mismo. Asimismo, permite hacer más a través de los demás, obteniendo consejos, retroalimentación, conocimientos, conexiones laborales, sociales y de negocios, entre otras.

La habilidad de interconexión ha existido desde los inicios de la humanidad. Sin embargo, a raíz del surgimiento de las redes sociales, ahora contamos con potentes herramientas que contribuyen a organizar y gestionar los contactos de forma más dinámica y global. Es importante resaltar que dichas herramientas, sin la capacidad humana de estrechar lazos, generar confianza y conectar, no son más que un recipiente para guardar tarjetas de presentación de personas de las cuales luego no recordamos las caras. Por esta razón, la habilidad de hacer networking no solo requiere saber utilizar las redes sociales, sino también la capacidad de generar conexiones duraderas y fructíferas.

 

Cómo hacer networking hoy

¿Cómo puedes aprovechar las redes sociales, para potenciar tu capital social? En la conferencia Networking en la Era Digital, ofrecida por el consultor Filipe Carrera para el BBA Barna, el mismo recomienda algunas acciones que pueden ayudar a fomentar el networking en esta era.

Define claramente tu objetivo al momento de insertarte en una plataforma. ¿Será una red social para compartir con familiares y amigos? ¿Deseas una red para fomentar la generación de negocios? ¿La usarás para compartir un tema de interés, crear una marca personal o promover contenidos específicos? Tener clara la meta, ayuda a determinar la red, el discurso y las palabras claves que debes utilizar para lograr lo que te propones.

Piensa glocal. Ten una mirada local y global, ya que las redes sociales permiten acceder a contactos en todo el mundo de forma exponencial. En este sentido, Carrera también invita a buscar mentores, personas que ya han logrado objetivos similares a los tuyos y pueden guiarte en el camino. Es cuestión de buscarlos en la red y atreverte a contactarlos.

Aprovecha las “conexiones débiles”. Una de las ventajas de la era digital es que las redes sociales te permiten facilitar las “conexiones débiles”, es decir, ese contacto de segundo o tercer nivel (el amigo, del amigo, del amigo…). Las conexiones débiles te ayudan a contribuir al éxito de los demás sin necesidad de comprometer tu responsabilidad. Muchos de los negocios o relaciones que se establecen en las redes sociales, vienen de estos contactos. Como dice Filipe “cada persona que no conocemos es una puerta de entrada a una nueva red”.

 

En conclusión, el networking es una herramienta clave para maximizar tus resultados. Para ello, lo más importante es tener esa capacidad de atreverte a conocer, conectar y apoyar a las personas. Las redes sociales pueden potenciar este proceso de relacionamiento, por lo cual es importante estar conscientes de su poder. Tener claro que lo que hoy haces y “postes”, al igual que en la vida presencial, puede repercutir en el logro de tus sueños.

 

La autora, Ivette Cáceres Madera, es directora académica del BBA de Barna.