The Fit Store nos trae estos diez consejos para armar una despensa saludable y más alineada a tu resolución de estar en forma.

Armar una despensa saludable es un arte indispensable si has tomado la resolución de estar en forma. No obstante, a veces la falta de práctica u orientación sobre qué debemos incorporar en esa despensa nos puede generar algo de stress o preocupación, generalmente derivada de saber si estamos haciendo las elecciones correctas. Pues debes empezar convenciéndote de que cuidar lo que comemos es probablemente uno de los hábitos que podemos modificar con mayor facilidad. No te agobies. No hace falta que lo cambies todo de una vez si eso te abruma. Ten paciencia contigo y aplaudete cuando lo estés haciendo.

Ahora, entrando en materia, el armado de una despensa saludable empieza en el supermercado. Desde The Fit Store te dejamos algunas recomendaciones si quieres que la compra que haces todas las semanas sea la aliada principal de tu bienestar.

1. Haz una lista antes de salir a hacer la compra.

No sólo te ahorrará tiempo. También evitará que sucumbas ante la tentación de comprar algo que realmente no necesitas, como ese paquete de galletas que estás acostumbrado a llevar.

2. Elige principalmente alimentos sin procesar.

Este es el estribillo trillado de todo nutricionista: incorpora frutas y vegetales frescos, y carnes preferiblemente magras y no procesadas. Trata de reducir al mínimo -o eliminar, si es posible- embutidos o alimentos procesados. Los alimentos procesados regularmente vienen con
ingredientes que probablemente quisiéramos evitar.

3. A la hora de elegir un producto que haya sido procesado, elige los que tengan pocos ingredientes.

Sí, tal vez tus primeros viajes al super te tomen un poco más de tiempo ahora que te detengas a leer las etiquetas. Pero después que identifiques cuáles son esos productos más limpios, estarás más seguro de lo que estás comiendo.

4. Si quieres tomar menos gaseosas y jugos cargados de azúcar, no los compres en el super.

Tal vez no es cuestión de ser extremista y decir que no te tomes un refresco en algún momento, la restricción te puede generar ansiedad. Pero elimínalo de tu lista de compras. No comprarlo te hará no tenerlo tan a la mano. Favorece el agua mineral, el agua con gas y los jugos hechos en casa de fruta fresca y sin azúcar.

5. Lee las etiquetas.

Si hay algo que hace todo el que cuida su alimentación es eso: leer las etiquetas y analizar el contenido de lo que ingiere. Aprende a interpretar los datos nutricionales y a depurar la lista de ingredientes. Evita alimentos altos en sodio y en grasas.

6. Evita el exceso de azúcar.

Si puedes, elimina el azúcar añadida. Es cuestión de reeducar nuestro paladar y disfrutar de los sabores que se esconden detrás del azúcar. ¿Chocolates? ¿Por qué no? Una barra de cacao puede ser una excelente fuente de antioxidantes. Elige un chocolate negro con pocos gramos de azúcar por porción.

7. Hablando de porciones y de leer las etiquetas: no te dejes engañar.

Siempre fíjate en el tamaño de la porción que analiza la tabla que estás leyendo. Y si vas a comparar un producto con otro, es importante siempre considerar el tamaño de la porción que se indica.

8. A menos que estés haciendo una dieta keto, no le huyas a los carbohidratos.

Aprende la cantidad de gramos que podrías necesitar para alcanzar tu objetivo, ya sea reducir, mantener o aumentar de peso. Elige sí carbohidratos complejos que, además de energía, te estarán proveyendo de vitaminas, minerales y fibra. Ejemplos de carbohidratos complejos son el plátano, batata, yautía, yuca, arroz integral.

9. Si de algo hay cada vez más evidencia es de lo prescindible que pueden ser los lácteos.

Redúcelos o elimínalos directamente. Tal vez te liberas de una vez por todas de una intolerancia que estabas ignorando. Y de paso te ahorras algunas calorías que podrías sustituir con grasas saludables.

10. Alimento es energía, y comer es un placer.

Recuerda que hay infinitas opciones para lo que nos encanta, sin necesidad de introducir en nuestro organismos excesos.

Lo más importante, no te estreses. Enfrenta el nuevo desafío de armar tu despensa saludable con entusiasmo y disponibilidad para aprender. Hazlo prueba y error. Observa qué alimentos te hacen bien y mantenlos en tu lista, y elimina aquellos que se salgan de tu propósito.

4 platos clean de nuestro menú The Fit Store que puedes tener en tu despensa saludable

  • Lola granola. Es un delicioso shake de proteína que no tiene nada que envidiarle a una malteada de helado. Su base es de proteína baja en carbohidratos, mantequilla de maní mezclada con una granola sin azúcar, hecha de avena y frutos secos.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por The Fit Store (@thefitstore_dr)

  • Brownies sin azúcar. Nuestro brownie está compuesto de pocos ingredientes. Su base es el cacao orgánico endulzado con frutos del monje. Nuestra promesa: No sentirás el tan rechazado “after taste” de los sustitutos del azúcar y si lo calientas sentirás comerte un MugCake de Chocolate. Te aseguro que este cuadrito te quitará la ansiedad sin remordimientos. Tenerlos en tu nevera es un must.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por The Fit Store (@thefitstore_dr)

  • Egg muffins. Los egg muffins son una excelente opción para empezar el día y vienen en tres sabores distintos: espinacas, plátano maduro y tradicional. Los puedes acompañar con nuestros crujientes chips horneados de batata y tendrás un desayuno perfectamente balanceado y saludable.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por The Fit Store (@thefitstore_dr)

  • Poké bowl. El más nuevo plato del menú. Un plato fresco, ligero y super completo, con el carbohidrato del arroz y los vegetales, la proteína de la tuna marinada en salsa tamari especiada y la grasa saludable del aguacate.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por The Fit Store (@thefitstore_dr)

MANTENTE AL TANTO DE TODO LO QUE ESTÁ HAPPENING EN RD EN TU BANDEJA DE CORREO SUSCRIBIÉNDOTE A NUESTRO NEWSLETTER AQUÍ. ¡SOLO BUEN CONTENIDO, CERO SPAM!