Carla Valeriano (@lugarena) nos preparó su lista de destinos para disfrutar el encanto de las bajas temperaturas sin salir de RD.

Los destinos de montaña en República Dominicana son un must en los meses festivos de fin e inicio de año. Principalmente porque son la escapada ideal en fechas donde las tradiciones navideñas nos hace añorar ese clima fresco, el olor a pino y la compañía de la familia. No obstante, todo el año cada vez son más los viajeros que están buscando las zonas de montaña de nuestro país para encontrar ese ambiente refrescante y disfrutar de la naturaleza.

Destinos de montaña en República Dominicana

En estos rincones, donde la temperatura fresca hace contraste perfecto con el calor caribeño, existe un turismo de montaña en continúo crecimiento. Por ello, en el marco de nuestra edición 102, Carla Valeriano -también conocida como Lugareña, planificadora de experiencias turísticas y viajes exclusivos- nos preparó su lista de destinos de montaña para disfrutar el encanto de las bajas temperaturas sin salir de RD.

Constanza

Destinos de montaña en República Dominicana

Una zona llena de verde, de siembras y de hermosos paisajes. Pasar por las distintas siembras e, incluso, socializar con sus agricultores es una experiencia que nos lleva a apreciar aún más lo valioso de la sencillez. La visita imperdible es al famoso rancho de Fresas Ariyama, un lugar mágico, lleno de buenas vibras y colores, deliciosos productos, y hermosos ambientes para toda la familia.

La creatividad en cada detalle es impresionante. Aquí puedes disfrutar de sus deliciosas fresas transformadas en distintos productos, como: té, helado, batida, mermelada y, por supuesto, la fresa fresca con chocolate. El amor brota de cada producto. Un hospedaje muy acogedor y familiar en Constanza es La Casita del Arroyo, cerca de la Reserva Científica Ébano Verde, otra súper opción para visitar si te gusta ejercitarte y estar en contacto con la naturaleza.

Jarabacoa

Destinos de montaña en República Dominicana

Ciudad ubicada en el corazón del país, a 530 metros sobre el nivel del mar. Su nombre, según los taínos, significa “tierra de fuentes de agua”, pero también la llaman la “Ciudad de la eterna primavera”. Es un destino que visité con mucha frecuencia en mi niñez y forma gran parte de ella. Los paseos a caballo, las visitas al río, los Helados Ivón de distintos sabores frutales y servidos en vasos plásticos, las corridas por los montes llenos de cadillos, el olor a tierra, los cocinados en las noches y las fogatas para calmar el frío… Jarabacoa es familia.

Nuestra última visita fue a la maravillosa Villa Los Sueños, de estilo rústico-chic en la montaña con vistas al pueblo, y situada dentro del proyecto Monte Bonito. Lo más hermoso de esta casa, además de su gran piscina infinity y su toque antiguo y sofisticado, es el huerto, con productos que utilizan para preparar las comidas. Parece un museo, ¡hermoso!

Manabao

Conocida como la tierra de agua”, y se refleja perfectamente en el verdor de su vegetación. Principalmente sus atracciones están enfocadas mayormente en la naturaleza y la agricultura. Visitas a siembras de fresas, caminar por debajo de los famosos cultivos de tayotas, cruzar puentes colgantes que atraviesan ríos de agua cristalina, caminar por el Parque Nacional José Armando Bermúdez y llegar hasta “la gruta de la Virgen”, la imagen de una virgen colocada en una piedra donde los creyentes van a rezar y hasta hacen misas (tiene una estructura para sentarse estilo iglesia).

Asimismo, visitar la “catedral de bambú”, un espacio verde formado de cientos de bambúes, creando una estructura similar a una catedral (por eso el nombre), donde se respira una paz inmensurable. La visita a este destino no puede culminar sin la degustación de uno de los productos más notables de la zona: el café.

Conoce más de estos destinos de montaña en nuestra edición 102 haciendo click aquí. También puedes seguir a Carla Valeriano en su cuenta en Instagram @lugarena.