Cuidar los océanos es vital para nuestra vida. Principalmente porque, además de contener el 97% de toda el agua que hay en el Planeta y de ser el principal regulador del clima de la Tierra, también intervienen en nuestra salud y alimentación. Según Naciones Unidas, los océanos sirven como la mayor fuente de proteínas del mundo. Más de 3.000 millones de personas dependen de la biodiversidad marina y costera para su sustento.

Y aunque nos cueste creerlo, cada vez más la salud del océano está íntimamente ligada a la nuestra. De los fondos marinos se extrae gran parte de los principios que dan lugar a las medicinas que consumimos, incluso recientemente Naciones Unidas ha informado de que organismos descubiertos a profundidades extremas se utilizan para acelerar la detección de COVID-19.

Cada 8 de junio, todo el planeta conmemora el Día Mundial de los Océanos. Fundamentalmente, una fecha para reflexionar sobre la importancia de cuidar los océanos y promover acciones para ello. Por ello, ponemos nuestro granito de arena dándote cinco cosas que puedes hacer para cuidar los océanos. Son gestos sencillos gestos que puedes incorporar en tu día a día. Pequeños actos responsables con los que estarás protegiendo la salud de nuestro planeta.

¿Qué puedes hacer para cuidar los océanos?

Reduce el uso de plásticos

Llevar tu propia bolsa de tela cuando vayas a comprar. Asimismo, utilizar envases de vidrio que se puedan limpiar en lugar de desecharlos o comprar productos a granel en tiendas especializadas. Al día de hoy los plásticos suponen una de las mayores amenazas para nuestros mares y océanos. Principalmente porque la acumulación de residuos en las aguas es la causante de la destrucción de la flora marina y de la pérdida de miles de animales. El nuevo gran enemigo son las mascarillas.

Mantén las playas limpias

A todos nos encanta ir a la playa y no cuesta nada dejarla libre de residuos cuando disfrutamos de un rato de sol y arena. Además de no tirar desperdicios de ningún tipo te animamos a que, cada vez que visites una playa y encuentres basura tirada, la recojas aunque no sea tuya. Un pequeño gesto que no cuesta nada, pero que vale mucho.

No contribuyas con la explotación marina

Souvenirs que en realidad son estrellas de mar o conchas son tan solo algunos ejemplos de cómo en muchas ocasiones el ser humano ha colaborado en la explotación y destrucción de los océanos. Algo con lo que hay que terminar radicalmente si queremos mantener el medio ambiente en equilibrio.

Ten cuidado con lo que tiras por el desagüe

Muchas de las cosas que tiramos por el desagüe terminan contaminando los mares y llevando la misma cantidad de desperdicios al agua que si hubiéramos dejado toda la basura en la playa. Algunos de los que más impacto provocan en los océanos de todo el mundo son las toallitas húmedas o los bastones para los oídos. ¡Tíralos siempre a la basura!

Practica turismo responsable

Nos encanta disfrutar de las maravillas que los distintos océanos del mundo pueden ofrecernos. Pero limítate a ser un simple espectador y no alteres nada de lo que puedas encontrar en el entorno. Un gesto como tocar o, incluso, arrancar un coral puede ser terrible para el ecosistema. Además, si decides pasar tus vacaciones a bordo de un crucero, intenta que sea en la opción más responsable con el medio ambiente.