¿Con ganas de una escapada lejos de la ciudad y en contacto con la naturaleza? Opta por uno de estos encantadores refugios campestres.

Los hoteles ecológicos en República Dominicana están trending. Definitivamente, hoy, más que nunca, muchos viajeros buscan lugares ecoamigables, campestres y de montaña, para desconectarse de la ciudad, los ruidos y el estrés. Refugios que permitan conectar con la naturaleza y consigo mismos en un entorno de paz, tranquilidad, en contacto con animales, aguas naturales y un rico clima.

Si estás entre esos viajeros, aquí te recomendamos seis hoteles ecológicos en República Dominicana para escaparte y desconectarte.

Paraíso Caño Hondo

Este lodge ecológico, ubicado en Sabana de la Mar, Hato Mayor, está diseñado para olvidar el bullicio de la ciudad y sucumbir ante el encanto de la naturaleza. Lo rodea el Parque Nacional Los Haitises. Además, está bordeado por 12 amplias piscinas naturales, con hermosas caídas de agua libre desde el río Jivales. Definitivamente, Paraíso Caño Hondo es uno de los lugares ecoturísticos más bellos de República Dominicana.

El hotel cuenta con 28 habitaciones distribuidas en tres villas: Caño Hondo, Ceyba Jivales y Altos de Caño Hondo. Esta última ofrece una impresionante vista a las Bahías de San Lorenzo y Samaná. Sus espaciosas y cómodas habitaciones están decoradas con un estilo rústico, utilizando elementos nativos de la zona. Un dato curioso es que todas tienen nombre de aves nativas de Los Haitises.

Tubagua Ecolodge

Tubagua- hoteles ecológicos en República Dominicana

Hace varios años que descubrimos este paraíso escondido en el distrito municipal de Yásica Arriba, Puerto Plata. Es un proyecto de turismo sostenible que brinda hermosas vistas panorámicas de la región y la oportunidad de vivir una experiencia de campo única.

Fue creado por Tim Hall, un canadiense “aplatanado” quien construyó lo que en principio fue una casa familiar vacacional y, luego, cambió de parecer. “En el 2007 estaba apreciando la vista y me dije que esto es demasiado lindo como para no compartirlo. De esta manera, surgió la idea de convertirlo en un lugar para recibir a los grupos que venían hacer obras sociales a la comunidad”, nos explicó. Actualmente, este lugar busca servir como puente cultural y brindar a visitantes de otros países experiencias que no ven en su lugar de origen.

El proyecto cuenta con cabañas sencillas, pero cómodas y acogedoras. Asimismo, posee áreas de recreo común, y una cocina abierta, donde encontrarás productos procedentes del entorno. Tubagua Ecolodge se caracteriza, por su bajo impacto ecológico y su diseño rústico, en el que se utilizaron materiales como yagua, pino criollo, cana. De igual manera, lo distinguen las hermosas vistas que lo rodean (hay un baño con la vista directa a la Loma Isabel de Torres), las abundantes frutas disponibles y el aire fresco que se respira.

Campo Aventura

Campo Aventura

Ubicado en Comatillo, Bayaguana, este hospedaje es ideal para combinar naturaleza, descanso y aventura. Sin duda, uno de los hoteles ecológicos en República Dominicana que hay que conocer.

“Nuestro concepto es familia, naturaleza, silencio y aventura; queremos que la gente se sienta como en casa aquí”, nos dijo Alejandro Báez, gerente de Campo Aventura. El lugar tiene dos cabañas para unas 40 personas cada una, dos casas con 2 y 4 habitaciones, respectivamente. Además, tiene cinco habitaciones independientes. En cuanto a amenidades, posee dos piscinas, restaurante con comida criolla tipo buffet, gazebos, áreas verdes, zipline y columpios. Asimismo, canchas de voleibol, tenis de mesa y basquetbol, cuenta con acceso a río y actividades como excursiones en kayaks y fogata nocturna, entre otros atractivos.

Nos encantó que los víveres y vegetales que se utilizan en su cocina, provienen de su propio conuco. De hecho, Báez nos reveló que pronto tendrán disponible una excursión para que los visitantes puedan vivir esta experiencia.

 

 

Hotel Ecológico Loma Pan de Azúcar (Helpa)

Helpa- hoteles ecológicos en República Dominicana

En este hermoso lugar, ubicado en el municipio Bayaguana, Monte Plata, se puede vivir esa anhelada experiencia ecológica, en armonía con la naturaleza. Su nombre hace honor a su cercanía con la montaña Loma Pan de Azúcar.

Helpa es el primer hostal ecológico del país con autosuficiencia de energía fotovoltaica con unos 72 paneles solares. De hecho, la meta de su administración es lograr convertirse en un proyecto 100 % ecológico. “Nuestro objetivo es que los visitantes tengan la oportunidad de disfrutar, aprender y compartir responsablemente de la naturaleza”, nos contó Emilio Echevarria, administrador del proyecto.

En tu visita, puedes escoger entre sus nueve cabañas, cuatro habitaciones sencillas y la “Casa grande” o villa principal, con 5 habitaciones individuales, sala, comedor, balcones y cocina amueblada. Las cabañas se construyeron con mano de obra y madera local, del municipio. Asimismo, en la decoración se combinó lo rústico con lo moderno, integrando la naturaleza y utilizando materiales reciclables.

La experiencia de Helpa se completa con una piscina, billar, restaurante de comida criolla, bares, BBQ y un balneario natural.

Rancho Don Lulú

Rancho Don Lulú

Desde que llegas a Rancho Don Lulú, sientes el olor del cacao, el aire de montaña y la calidez del buen servicio. El principal objetivo de este proyecto comunitario es promover el turismo responsable en el entorno de la Reserva Científica Loma Quita Espuela y contribuir con el sustento de las familias locales. Pero, además, es ideal para desconectarse de la tecnología y conectar con la naturaleza, en familia o entre amigos.

Está situado en El Cadillar, San Francisco de Macorís, y cuenta con un albergue ecológico con ocho habitaciones con capacidad hasta de cuarenta personas, dependiendo de la ocupación. Son habitaciones sencillas, sin embargo, tienen el encanto de que se puede despertar con el rico frío de montaña y el canto de pajarillos en la ventana.

En su comedor, puedes degustar ricos platos criollos, cocinados por las mujeres de la comunidad. De igual forma, disfrutar de su balneario natural con agua de rio y aprovechar su gran salón de eventos y gazebos para tus actividades.

 

Villa Pajón

A la hora de hablar de hoteles ecológicos en República Dominicana, no puede quedarse Villa Pajón. Se trata de un conjunto de villas de bajo impacto ecológico localizado en el Parque Nacional Valle Nuevo, Constanza, a 7,500 pies sobre el nivel del mar. El proyecto consta de siete cabañas de 1, 2 y 3 habitaciones, totalmente rústicas, que invitan a descansar desconectados de la tecnología. Hablamos de chimeneas de piedras, pared de estuco, vigas de pino, muebles rústicos hechos a mano, cocina totalmente equipada, terraza y agua caliente.

Otros hoteles ecológicos de República Dominicana a los que deben echar un vistazo

Casa de Tarzán, Campito Loving, Sonido del Yaque, Sereno de la Montaña y el Centro Ecoturístico Nalga de Maco.