La Semana de la Moda de Milán F/W 2021 fue completamente digital. Cansados ​​de la ropa de ocio cerrada, las firmas italianas están diseñando para cuando el mundo se abra de nuevo. Aquí reunimos los desfiles clave.

Prada: art nouveau y psicodelia en Milán

La segunda ronda de la asociación entre los diseñadores Raf Simons y Miuccia Prada no fue menos fascinante que su debut la temporada pasada. Se trató de una colección en la que exploraron «el espacio que existe entre los polos opuestos convencionales. El punto entre simplicidad y complejidad, elegancia y practicidad, limitación y liberación». El traje de manga corta en contraste con las chaquetas de bombardero art nouveau y la psicodelia con estolas de piel sintética fueron la clave.

Fendi: la gran novedad

La atención de la semana de Milán se centró en esta muestra. Principalmente porque es la primera de Kim Jones en Fendi. El diseñador británico, que también diseña ropa masculina para Dior, toma el asiento del fallecido Karl Lagerfeld y para su debut en ropa femenina buscó inspiración en las famosas cinco hermanas Fendi. «Son mujeres de intelecto que trabajan duro, y eso es lo que quería celebrar», dijo. Si bien la paleta pudo haber sido neutral con la arcilla, el malva y el marfil dominando, el impacto fue todo lo contrario. Esta fue una colección muy cargada con seda fluida, borlas gigantes y prendas de punto que desnatan la silueta.

Giorgio Armani: comodidad natural

La más consolidada de las marcas de Milán mostró en sus colecciones de moda masculina y femenina una suave fluidez que ha llegado a definir a la marca. En ambos desfiles, el terciopelo pasó de los trajes a los vestidos. De la ropa de abrigo al pantalón (azul marino para ella, caramelo para él). Y de toques artesanales que le dieron una vivacidad optimista (volantes de organza para ella, blazers patchwork para él). Los espectáculos giraban en torno a un gorila de resina realizado por el artista Marcantonio que habitualmente vive en la sala de estar de Armani “para recordarle a la gente lo importante que es proteger el mundo natural”.

Moschino: el toque extravagante

Jeremy Scott reunió a las mejores y emergentes supermodelos del mundo. Las convirtió en damas pin-up que almuerzan, se retiran al campo, hacen safari y frecuentan la ópera en el escenario de un antiguo salón de alta costura. Todo tenía el toque juguetón de Moschino. Trajes de falda cubiertos con estampados de vacas y nubes o vestidos ondulados confeccionados con tela de sacos. Y, para cerrar, la gran Dita Von Teese, quien bajó el telón con un cierre revelador.

Salvatore Ferragamo: el futuro se muestra en Milán

Salvatore Ferragamo se abre al futuro con su colección otoño/invierno 2021. “Future Positive” (Futuro positivo), es el nombre de la que quizá sea la colección más vanguardista presentada hasta el momento por la marca florentina. Su lanzamiento fue enmarcado en una futurista presentación digital de elaborados efectos visuales. Allí, el director creativo de la marca, Paul Andrew, le mostró al mundo su visión del futuro de la moda. Inspirado por el futurismo, el programa se basó en clásicos de la ciencia ficción como The Matrix, Gattaca, Star Wars y Blade Runner. Por lo tanto, abundaron los cortes escultóricos referentes a esa inspiración futurista. Así vemos trajes de cuero de chaquetas y pantalones sin mangas, grandes abrigos de cuero (sí, como en Matrix) y jerseys ajustados. Asimismo, vestidos con costillas acolchadas de espiga de pez, camisas plisadas horizontalmente, poncho-capas y pantalones de cuero o en material reciclado transparente. Sin contar los vestidos de corte griego drapeados con dobladillos laterales que insinúan la conversación que siempre ha existido entre la ciencia ficción y el mundo antiguo.