Aerodinámicos, agresivos y deportivos, estos carros turbo son verdaderos objetos del deseo.

Los carros turbo no dejan nunca de sorprendernos. Y no iba a ser precisamente la “nueva normalidad” la que impidiera que las principales casas automovilísticas productoras de este tipo de autos nos desvelaran los modelos con los que le darán la bienvenida al 2021 a toda velocidad.

Así, Lamborghini, Ferrari, Bugatti y Porsche afinaron bien sus motores para presentar sus carros turbo de la temporada. Uno en calidad de prototipo y los otros ya listos para salir a la calle en el venidero año –uno de ellos en un ‘pack’ superespecial-.

Lamborgini Huracán EVO Fluo Capsule: El nuevo seductor de los carros turbo

 

Bitono por fuera y negro por dentro. Deportivo a rabiar, elegante y llamativos. Así será el Huracán EVO Fluo Capsule de Lamborghini. Verde Shock (verde), Arancio Livrea (naranja), Celeste Fedra (azul), Arancio Dac (naranja) y Giallo Clarus (amarillo) son los colores elegidos para el exterior de este renovado Lambo. Todos se combinan con negro mate tanto en el techo como en otros detalles de su exterior como la tapa de los retrovisores.

En su interior monta asientos confort standart en negro con acabado EVO sportivo pero podrán cambiarse por los nuevos asientos deportivos de Lamborghini. Un último detalle no precisamente menor y sí de suma sofisticación: el logo de Lamborghini va bordado en los reposacabezas. El color: a juego con el de la pintura exterior del vehículo.

Cualquier superdeportivo Lamborghini llama la atención por su línea de diseño, por su rendimiento, por el lujo y la exclusividad que destila. Pero el nuevo Huracán EVO Fluo Capsule va un paso más allá, se recrea en ese ser único y se pinta para que todo el mundo lo vea.

Ferrari Omologata Coupe: el último del cavallino rampante

El último one-off de Ferrari es un GT 812 Superfast, el Omologata Coupe. Uno de los carros turbo más particulares, pues tras él hay dos intensos años de trabajo. El fin no era otro que crear un vehículo excepcional que rindiera homenaje a la historia de carreras GT de la firma de cavallino rampante.

Dado que la idea era rendir pleitesía ante la historia de carreras y velocidad de Ferrari, la motorización del vehículo era esencial. Y es, sin duda, imponente: monta un motor V12 de 6.4 litros que entrega la friolera de 789 CV de potencia. Ese motor en un chasis del Ferrari 812 y una carrocería en la que confluyen los elementos aerodinámicos y los evocadores da como resultado un one off histórico.

Se respeta al máximo la línea original del vehículo (un GT 812 superfast). No obstante, no se pierden perder de vista algunos elementos aerodinámicos nuevos, discretos a la par que elegantes, que no desvirtúan en absoluto el diseño base del vehículo y aseguran un mayor y mejor rendimiento.

Bugatti Bolide: su apuesta más arriesgada

De línea inconfundiblemente Bugatti y con 1.850 CV de potencia. El Bugatti Bolide se presenta como uno de los carros turbo más agresivos. En primer lugar, su línea de diseño agresiva y elegante y su incontestable potencia se une su peso, un peso pluma entre los vehículos de su clase. Apenas supera los 1.200 kilos y la relación potencia/peso resulta ser más ajustada incluso que la de un vehículo de Fórmula 1.

El Bugatti Bolide es un hiperdeportivo experimental. Por el momento solo un prototipo sin fecha para entrar en producción y es, sobre todo, un vehículo pensado y diseñado exclusivamente para rodar en circuito, es un hiperdeportivo de carreras en toda regla. Su rendimiento así lo demuestra: pasa de 0 a 100 km/h en 2,17 segundos y a 200 km/m en 4,36 segundos. Además, el Bugatti Bolide supera los 500 km/h, es más, para pasar de 0 a 500 km/h necesita poco más de 20 segundos. ¿Velocidad máxima? Se acerca peligrosamente a los 530 km/h.

Decíamos que el Bugatti Bolide es solo un prototipo sin fecha para entrar en producción. De hecho Bugatti ni tan siquiera ha confirmado que la decisión de producir su nuevo Bolide en serie esté tomada. Ahora bien, de lo que no cabe la menor duda es que la firma francesa ha tomado la medida a los hiperdeportivos de carrera borrando de un plumazo lo que viene siendo históricamente el hándicap principal de sus deportivos de lujo: su peso.

Duet, el lujo superlativo de Porsche

Duet es el lujo superlativo. La exclusividad que vuela y rueda. La imponencia más funcional, es otro nivel. El nivel de quien puede soñar con disponer de su propio jet privado y de un Porsche diseñado a su medida. Duet es una colaboración de Embraer y Porsche que se materializa en diez packs, solo diez en todo el mundo, que incluyen un jet privado de lujo y un Porsche 911 de diseño. El precio: diez millones de dólares.

El carro en específico se trata de un Porsche 911 Turbo S con un motor bóxer de 3,8 litros que entrega 650 CV de potencia. Se presenta en gris bitono (platino y gris jet, ambos tonos metalizados) con molduras de cromo brillante y azul speed. Luce el logotipo Duet tanto en el vehículo como en las llaves y monta llantas de aleación exclusivas. El interior está protagonizado por cuero negro y alcántara con detalles y en azul e incluso en rojo (como el interior de los aviones). Se trata de un interior exclusivo solo disponible para los 10 Porsche del pack Duet.

Además, cuenta además con un par de accesorios muy apropiados para quien se hace con un Duet (un jet y un deportivo…): un juego de maletas para viajar (una maleta de cabina y dos bolsas de viaje) y un reloj para no perder el tiempo ni el vuelo (una edición especial del nuevo reloj Globetimer UTC de 1919).

Y, como no podía ser de otro modo, cada uno de los 10 Porsche 911 Turbo S del Duet llevará una placa indicando su número de serie (1 de 10, 2 de 10, 3 de 10…).