El popular actor y presentador de televisión, Joseguillermo Cortines, comparte tres rutas imprescindibles para explorar RD en moto.

Joseguillermo Cortines confiesa que su primera experiencia con una moto no fue del todo positiva, pues se dio “un tremendo estrellón en una «pasola» hace 30 y tantos años”. Sin embargo, esto no frenó sus ganas de darle una segunda oportunidad. Hace 18 años compró su primera moto y decidió, desde entonces, recorrer su país de una manera diferente y especial. Los buenos amigos que lo acompañen en la aventura nunca le han faltado, ni las buenas rutas tampoco.

Aquí nos comparte tres rutas en moto para explorar República Dominicana y nos cuenta por qué las considera imprescindibles a la hora de escaparse en el país.

 

Joseguillermo Cortines - Rutas en moto

 

  1. El Hoyo de Pelempito (Sierra de Bahoruco)

El trayecto es un espectáculo de la naturaleza. Pasas de un clima árido, caluroso y seco, a uno húmedo, con pinos, y temperatura fresca de montaña. Estar en la cabaña mirador del Hoyo de Pelempito es una experiencia que hay que vivir. Es inexplicable la sensación de libertad que se siente allí. El trayecto en moto tiene partes que requieren de cierta experiencia y de una moto con suspensión que soporte el off road. En términos de seguridad, diría que transitar dentro de los límites del parque es bastante confiable. Por eso, es una de mis rutas imprescindibles para explorar RD en moto.

 

  1. Valle Nuevo (Constanza)

Constanza tiene tanto para ofrecer que puede explorarse en diferentes viajes. La ruta que nos llevó a Valle Nuevo fue una gran aventura. Nos hospedamos en Villa Pajón, una estancia dentro del parque que permite a los huéspedes disfrutar del ambiente de las cabañas en la montaña y de una temperatura fría riquísima. Paseamos por los trillos de Valle Nuevo, llegamos a Las Pirámides y al monumento construido en el lugar donde fue abatido Caamaño, para luego seguir adentrándonos en el parque y salir por San José de Ocoa. Es una ruta donde encontrarás riachuelos y cascadas, que requiere de una moto que pueda salir de carreteras de asfalto. En nuestro caso, al estar dentro de una zona protegida, sentimos que siempre estuvimos en un lugar seguro.

 

 

  1. Samaná

La península de Samaná también sería un destino para explorar en varios viajes. Si de playas hablamos, creo que las más bonitas, cristalinas y de arena más blanca, se encuentran ahí: playa de Las Ballenas, Cosón, El Limón, Morón, todas con escenarios paradisíacos que mezclan mar y montaña y que prometen los atardeceres más hermosos. El recorrido puede hacerse en cualquier tipo de moto, es un lugar de fácil acceso para todo el mundo. Al ser una zona turística, la seguridad y las comodidades son excelentes.

Una experiencia fuera de serie

Explorar RD en moto tiene sus ventajas. Para Joseguillermo, es una experiencia que te permite sentir los olores de la naturaleza, la temperatura, el sonido de la carretera, detalles que generalmente pasamos por alto cuando vamos en carro. Otro aspecto que destaca es “la camaradería y la complicidad que se vive con los compañeros de viaje y la experiencia de explorar lugares desconocidos a través de este hobby”. En su lista de pendientes de rutas por explorar está La Ciénaga en Barahona, el Salto del Gallo (San José de las Matas), la Montaña Redonda (Miches), Playa Diamante (Cabrera), entre otros. La idea es seguir descubriendo lugares mágicos de RD.

 

Joseguillermo - Rutas en moto

 

Reglas de seguridad

“Tratamos siempre de ir a todos lados en grupo. Nos cuidamos y somos precavidos con el tránsito. Por eso andamos en formación Z en la carretera, teniendo cada uno un lugar asignado con anterioridad. Los primeros puestos se encargan de poner toda la atención en vehículos que se desplazan en los alrededores, animales, hoyos en la calle, policías acostados y/o badenes, arena o agua en el pavimento. Hemos querido permanecer siendo nueve integrantes en el grupo para que siempre nos sintamos en familia. Hemos creado una mecánica que nos funciona y sabemos ya nuestras cosas buenas y las no tan buenas”, cuenta Cortines.