Estrategias de una experta en gestión del talento para comunicarte efectiva y asertivamente con tu equipo en momentos desafiantes.

 

La comunicación es una de las habilidades más importantes para un buen liderazgo, muy especialmente cuando se atraviesa una crisis. Definitivamente nos encontramos en tiempos retadores para todos. La pandemia ha venido a remover el piso de todas las industrias y como consecuencia, de todos los individuos que la conforman.

Es altamente retador liderar en tiempos de adversidad. Requiere que tomar acciones y ser capaces de ponernos tanto el sombrero de empresa como el sombrero de empleado. Si bien es cierto que las empresas se encuentran ante un gran desafío desde el punto de vista económico, también es cierto que hay otro factor no menos importante al que hay que considerar en este momento: el recurso humano.

Nuestros colaboradores, que son el motor de la empresa, se encuentran en un estado de gran incertidumbre. Existe una gestión de la crisis a la que es necesario prestar atención e importancia. Cuando todo esto pase, que pasará), necesitaremos contar con colaboradores motivados y productivos a quienes aún les interese ser parte de la organización. De ello dependerá poder levantar la empresa y llevarla al tope productivo.

 

Liderazgo y comunicación

Cómo garantizar una buena comunicación y liderazgo en medio de una crisis

El manejo adecuado de la crisis se fundamenta en la adecuada forma de comunicar. Siendo esto así, ¿qué podemos hacer para generar compromiso en nuestros colaboradores durante esta crisis? Yo empezaría por basar la estrategia de comunicación en los siguientes aspectos:

La honestidad es la mejor política. Comunica la verdad. Informa a tus colaboradores de la realidad de la empresa, no hay forma de que sea un secreto. Déjales saber cuáles son las medidas a tomar a corto y largo paso, así como las estrategias de la empresa para enfrentar la crisis y el cambio.

Ser honesto va a generar que el colaborador se sienta parte del problema y parte de la solución. Va a eliminar la brecha de comentarios y rumores infundados y va a promover en la gente un sentimiento de lealtad.

Las comunicaciones cara a cara, aunque sean virtuales, son claves en momentos de incertidumbre.

 

Comunica oportuna y asertivamente. No esperes a que se genere una expectativa sobre la situación o sobre las decisiones de la empresa, no esperes a que la información se filtre y llegue distorsionada a los colaboradores. Informa tan pronto como sea posible.

Busca una estrategia de comunicación que sea compatible con la cultura de la empresa. Casi siempre, la comunicación para gestión de crisis debe ser más cálida que una redacción distribuida de forma virtual. De hecho, debe ser tan personalizada como sea posible. Una reunión virtual donde el líder hable con todos directamente, donde vean su cara y escuchen su voz, es una opción. Empodera a los líderes de los distintos departamentos y/o áreas a conversar con su equipo y pasar la información al personal bajo su cargo de forma directa.

Finalmente, llama a tus ejecutivos de forma directa. Escúchalos de verdad, tomándote el tiempo necesario para escuchar sus opiniones y responder cualquier duda que surja. Preocúpate por aclarar cualquier comentario y en todos los casos, haz el ejercicio de transmitir un mensaje alentador e inclusivo. Que todo se sientan parte de la organización y, como consecuencia, parte de la solución.

 

La autora, Arisbel Almonte Cabral es psicóloga industrial con maestría en administración de empresas de la Universidad Iberoamericana (UNIBE) y Florida International University (FIU). Tiene más de 15 años de experiencia en la administración del talento humano. Es especialista en la adquisición y desarrollo del talento, gestión del clima y bienestar laboral, salud y seguridad industrial, remuneración y beneficios, formación y comunicación.