Aneley Cáceres, asesora enológica de La Bodega, nos presenta la nueva casa de los enófilos locales.

 

Visitamos el nuevo templo para los amantes del buen vino en Santo Domingo y quedamos fascinados. Ahora te lo presentamos a tí a través de los ojos de Aneley Cáceres, asesora enológica de La Bodega. Una conversación de wine lover a wine lover.

 

Antes de comenzar, ¿eres de tinto o de blanco?

 

Depende del día, la temperatura y las emociones. Es una pregunta muy difícil, justo porque hacerte experto en vinos te obliga a encontrar la belleza en cada categoría, y cada una representa un mundo profundo con mucha diversidad. En La Bodega me toca probar tinto y blanco, y estoy feliz porque es el lugar ideal para disfrutar de buen vino en Santo Domingo.

¿Cuál es tu vino favorito?

Cada vez que me lo preguntan digo algo diferente (risas). Si tengo que decir un vino específico, en estos momentos me iría con el Belondrade y Lurton.

Tienda La Bodega
Aneley Cáceres y Evelyn Betancourt, dos wine lovers en La Bodega

 

¿Qué lo hace especial y en qué ocasiones lo consumes?

Es un verdejo muy peculiar, que muestra el talento de la mano de obra, además de lo flexible que puede ser la uva. Es un lujo de vino, de una bodega espectacular. Suelo consumirlo cuando tengo ganas de algo especial. Si tomamos en cuenta la relación precio/calidad es una ganga.

¿Cuál es tu vino del día a día?

Mi trabajo es probar y explorar tanto como pueda, entonces no tengo uno preferido, pero generalizando diría que vinos con más integración y balance versus potencia. Me gusta muchísimo un vino tinto que se llama Pétalos, una delicia. También soy fanática de Ridge Vineyards, una bodega californiana con una visión vanguardista, pero que no olvida la tradición.

 

La nueva casa

La Bodega

Estamos fascinados con La Bodega. ¿Por qué dicen ustedes que #vinolaquefaltaba?

Tenemos el más grande y mejor portafolio del país, y aquí finalmente podemos demostrarlo. La idea no es ser una tienda de vinos, sino una experiencia enológica. Se trata de agregar valor a los amantes del vino. En La Bodega contamos con un equipo capacitado y comprometido a brindar el mejor servicio para que nuestros clientes puedan disfrutar de buen vino en Santo Domingo.

¿Cuál consideras el rincón más especial?

La Ermita, nuestro santuario, donde se encuentran los vinos más delicados, de más renombre, las añadas más especiales. Ahí descansan nuestros tesoros.

¿Y el más único?

Sin duda, el Wine Bar, donde podrás degustar más de 30 referencias por copa gracias a nuestra colaboración y exclusividad con la marca Coravin, el dispositivo que permite servir una copa sin descorchar la botella. Esto hace posible que podamos ofrecer una biblioteca líquida a nuestros clientes. Estoy que exploto de la emoción con esto, es uno de mis proyectos más importantes dentro de La Bodega.

La Bodega

 

Háblame de la selección de bebidas incluida en tus recomendaciones. Vi que incluiste whisky japonés, ¿qué es lo que más te gusta de cada uno?

Soy fanática del whisky japonés. El agua es muy pura y la sutileza se siente en el producto final. Además, la expresión del clima es un aspecto importante. Japón tiene veranos más cálidos que Escocia, y esto influye en desarrollar sabores más variados. El resultado es una obra de arte. También incluí en mi selección de favoritos a Belondrade y Lurton y Stags’ Leap Petite Sirah, un vino de buen balance y con todos los elementos bien integrados (acidez, cuerpo, tanino, nivel de alcohol y azúcar). En boca es una buena sorpresa, con una acidez impecable y un final feliz.

Belondrade y Lurton, La Bodega

 

Si llegaras a perderte en La Bodega, ¿dónde pudiéramos encontrarte?

En el Wine Bar o en el salón Magnum, el del rinoceronte indecente (risas).

Un tinto, un blanco y un rosado que te encanten y que nos recomiendes probar?

Tinto, Rosso di Montalcino, Mastrojanni. Blanco, Oremus Mandolás, un vino hecho en Hungría. Es de Vega Sicilia y está hecho de la uva furmint (la misma que se usa para el vino de postre Tokaji), es un vino seco que hay que probar. En el caso del rosado, me voy con Viña Tondonia, es una pieza.

A los amantes de los blends, ¿qué le recomendarías?

Ghost Pines Cabernet Sauvignon, que no es un blend, pero es el próximo paso. No falla para los fans de este estilo.

Deli de La Bodega

Ayúdanos a armar una experiencia para vivir en casa con productos que podemos encontrar aquí en el deli y algunos vinos que recomiendes.

El primer paso sería comprar el aceite de oliva Aubocassa, tiene mucho sabor y es cítrico. No puede quedarse la crema de hongos variados de Mali Catering, con un sabor intenso, pero increíble. Me encanta que marida rico con el vino Promis, Ca’ Marcanda. También recomiendo cualquiera de las nueces en soya de Mali Catering (estoy adicta a esto). El foie gras de Eduardo Sousa vale cada centavo. Es un foie obtenido naturalmente, sin alimentación forzada. Piensa en Sauternes como el maridaje perfecto. Las hamburguesas de Halpern’s son las mejores que he probado en casa, y no tengo palabras para los cinnamon rolls de Chef Lilly, calientitos y para no compartir.

¿Cuál es, para ti, la joya de la corona de la selección de vinos de La Bodega?

Casi imposible decidir, pero me voy con la bodega Gaja. Tenemos una gran selección de esa casa italiana. Para mí, es una de las bodegas más especiales en el mundo enológico.

 

Por último, ¿qué vino prefieres para combatir estos días calurosos?

Un Cava, Gramona, por ejemplo, o un Rosé, en este caso el entry level de Minuty cumple con todas las expectativas.

Gramona Imperial