Repasamos tres títulos divertidos (y con contenido social) para que montes tu maratón y te distraigas un poco de la realidad este mismo fin de semana. 
 

One day at a time (8.2/ 10 IMDb) 

Esta sitcom es un remake de la serie homónima de los años setenta y se centra en las peripecias de los Álvarez, una familia cubano-americana muy particular. Penélope (Justina Machado), ex militar y soltera, se muda con sus hijos Alex y Elena a casa de su madre Lydia (la ganadora del Oscar, Rita Moreno). A partir de ahí, se desarrollan una serie de eventos que parten de las costumbres familiares latinas, pero que, a la vez, rompen con muchos estereotipos. En tres temporadas y con episodios de 30 minutos, One day at a time, celebra la diversidad con humor inteligente y situaciones que te harán reír, llorar y cuestionarte sobre temas increíblemente serios y relevantes en la actualidad.  

Dead to me (8.1/ 10 IMDb) 

Dead to me es una comedia oscura que explora los entresijos del dolor, la pérdida y el perdón de la manera más ingeniosa y divertida posible. Protagonizada por Christina Applegate y Linda Cardellini, quienes dan vida a dos mujeres totalmente diferentes entre sí que inician una amistad casi forzada. Sin embargo, Cardellini, quien interpreta a Judy, oculta un gran secreto que afecta a Applegate (Jen), por lo que las cosas se complicarán de forma notable cuando la verdad salga a la luz. La trama mantendrá la intriga hasta el final de la mano de dos actrices admirables que demuestran que son un tándem perfecto. Lo mejor es que Netflix acaba de hacer oficial la renovación de una tercera temporada.

Grace & Frankie (8.3/ 10 IMDb) 
Grace y Frankie, dos mujeres de más de 70 años interpretadas por la espectacular Jane Fonda y la carismática Lily Tomlin, reciben la noticia de que sus esposos, con los que han estado casadas por más de cuarenta años, han decidido llevar su relación laboral a otro nivel: convirtiéndose en pareja. La devastadora noticia lleva a las protagonistas (muy a pesar de ellas) a convertirse en roommates. Grace es ordenada, clásica y un poco neurótica, mientras que Frankie es una hippie que toma jugo de peyote, pone su fe en los horóscopos y habla de sexo sin pudor. En seis temporadas, este dúo septuagenario ganador del Emy, te hará desternillar de risa con enredos y dramas que desafían el ageism