Tenemos la explicación de una experta sobre por qué es tan importante y tres consejos prácticos para conseguirlo.

 

A pesar de que se han flexibilizado las medidas de distanciamiento social y se ha iniciado la reapertura de la economía en muchas partes del mundo, es un hecho que todavía estamos en medio de una crisis global. Mantener la calma es difícil. Por lo tanto puede resultar irritante escuchar frases como la famosa “tómalo con calma, que ya pasará”.

Sin embargo, la psicoterapeuta clínica e instructora certificada de mindfulness, Glennys De La Cruz, asegura que no solo es la realidad, sino que es la mejor vía que tienes para poder manejar la ansiedad en tiempos de dificultades como los que vivimos en la actualidad.

Glennys explica que mantener la calma en momentos de crisis es importante porque:

  • Cuando estás en calma, tu capacidad de razonamiento se ve potenciada, permitiéndote tomar decisiones acertadas. En este caso en específico, eso se traduciría en tomar las previsiones de lugar para preservar tu salud y la de tus seres queridos y no bloquearte por reacciones de ansiedad, alimentadas por los miedos irracionales.
  • Lo contrario a estar en calma es la angustia, la ansiedad, el estrés y estos estados nos preparan para la acción, pero esa acción no siempre viene producto de pensamientos de sensatez y responsabilidad. Generalmente son muy reactivas, teniendo con ellas consecuencias desagradables y que no suman soluciones a la situación en cuestión.
  • Ser consciente de que tienes herramientas internas para crear sosiego tanto para ti como para brindarlo a los demás es la mejor manera en que puedes aportar a que la crisis sea manejable. Elimina comentarios alarmistas que solo incrementen el miedo y la desesperanza en tu entorno.

¿Cómo lo consigues?

Los siguientes ejercicios de atención plena (mindfulness) te pueden ayudar a mantener enfocada tu atención y, como resultado de ello, lograrás ecuanimidad y un estado de más quietud. Lo mejor que es que esto se verá reflejado en una mayor capacidad tener pensamientos objetivos
y menos pensamientos que fomenten el miedo.

  1. Enfoca tu atención unos minutos en sentir tu respiración.
  1. Trata de sentir las sensaciones de tu cuerpo, permítete sentir y aceptar ese sentimiento de forma amable.
  1. Acepta que en este momento no tienes el control de lo que sucede, solo de la actitud que tu puedes adoptar con esta realidad.

Para más consejos de mindfulness, sigue a Glennys en Instagram @mindfulnessrd