Giovanna Vásquez, creadora de Styling & Co, comparte sus secretos para lograrlo.

 

Qué maravilla es tener un clóset impecable. ¡No tengo nada que ponerme! (léase con angustia exacerbada) es una frase recurrente al pararse frente a un armario desorganizado. Lo increíble es que muchas de las veces sobran las opciones, pero no puedes apreciarlas, ya que la vista, un sentido muy sensible, se nubla ante el desorden.

Pedimos a la reconocida estilista Giovanna Vásquez, creadora de Styling & Co y experta en soluciones para mantener el orden de tu clóset, que nos compartiera algunos pasos para eliminar lo engorroso de organizar tu guardarropa y mantenerlo así.

1. Planifica el proceso para conseguir tu clóset impecable

Antes de empezar, identifica las piezas de ropa, bolsos o zapatos que desecharás, regalarás o donarás. Revisa previamente el contenido del clóset y de los gaveteros, así como el estado de cada una de las prendas. Chequea si el espacio necesita mejoras, o si requieres cajas, zapateras, perchas o separadores, para mejorar las condiciones de almacenamiento. Si es así, investiga opciones, proveedores y costos. Esto te ayudará a decidir y adquirir los productos necesarios y tener todo a mano para empezar. Ponte creativo/a: reúsa cajas de cartón, bandejas que no estés utilizando, organizadores de cubiertos, telas, entre otros. Divide en cajas o bolsas resistentes las piezas que serán donadas, vendidas, regaladas o reparadas. La mañana es el mejor momento para este tipo de tareas. Cuando comienzas temprano tu mente está despejada y muchísimo más creativa.

2. Prepárate para el día de la organización

¡Actitud! Todo es cuestión de actitud. Comienza el a con un buen baño y un desayuno que disfrutes. Acompaña la labor con música de tu preferencia a un volumen moderado para que no tengas distracción. Prepárate para un ordenamiento consciente.

3. Vacía el clóset sobre la cama previamente despejada

Saca pieza por pieza y asigna su destino final, colocando en las cajas identificadas para las cosas de regalar, donar, repartir, vender, reparar o la que se quedará contigo. Seguramente tendrás que probarte algunas piezas antes de decidir su destino, así que trata que ese espacio tenga un espejo.

4. Limpia

Una vez despejado el cset, haz una limpieza profunda y aromatiza. Si tenías en mente colocar alguna estructura de organización: una zapatera, separadores de gavetas o repisas adicionales, este es el momento ideal.

Cómo conseguir un clóset impecable

5. Ordena

  • Inicia con las piezas más pequeñas (ropa interior, medias, joyas, lentes, etc.) y deja las más grandes para el final. Prepara la ropa para guardarla y clasifícalas por categoría y por color. Dobla y coloca en sus perchas. El método de organización vertical que sugiere Marie Kondo ayuda a la fácil ubicación, pero arruga las prendas, por lo que sugiero el método tradicional.

 

  • Dentro de la categoría de los pantalones, separa los de vestir de los jeans y de los pantalones informales. En el caso de los zapatos, mpialos y ordénalos por tipo y por color.

  • Los bolsos puedes colocarlos uno a uno o, si son bolsos grandes y lo prefieres, de en dos (uno dentro de otro), en caso de tener similar forma y distinto tamaño. Si los tienes en un lugar donde les cae mucho polvo y aún conservas las fundas de tela protectoras, los puedes guardar dentro. Así podrás colocarlos en posición vertical (como un librero) en la parte superior del armario, ahora más cerca de ser el clóset impecable. Así ocupan menos espacio, los encontrarás más pido y se conservarán mejor.

  • Divide la ropa según la temporada, situando en los espacios más visibles y al alcance tus sicos de la estación. Una vez que finalice la temporada, intercambia el orden de las piezas. No olvides guardarlos libres de manchas y olores.
  • Hay prendas que requieren un cuidado especial por su particular construcción, son delicadas y tienden a perder su silueta por una mala ubicación en el clóset. Es preferible que las guardes en porta trajes de tela. Si tienes maletas desocupadas, almacena las prendas de fácil manejo para optimizar los espacios.

Ahora… a mantener ese orden de clóset impecable

Recuerda que cada pieza ya tiene su espacio en tu clóset; mantén el orden siguiendo las siguientes recomendaciones

  • Cuando sientas la necesidad de comprar algo hazte estas preguntas: ¿Te gusta tanto realmente? ¿Te queda bien? ¿Estás segura que lo usarás? ¿Dónde lo usarás? ¿En qué lugar lo vas a guardar?
  • Lo que te llevas de la tienda va a ubicar también un espacio más en tu armario. No lo abarrotes.
  • No compres por comprar.

Despídete de:

  • Zapatos dañados o incómodos.
  • Pantalones de una o varias tallas más pequeñas.
  • Ropa de ejercicio que jamás usarás.
  • Ropa con tendencias específicas que no volverás a usar.
  • Ropa manchada, rota o en mal estado.
  • Vestidos demasiados cortos.
  • Las prendas olvidadas de tus amigas.

 

El resultado: un clóset impecable